jueves, 24 de diciembre de 2009

Sociedad Civil no acatará órdenes de Chávez de pasar una Feliz Navidad

En su mensaje para todo el país, y con sus habituales modales totalitarios y absolutistas, el usurpador de Miraflores ordenó ser felices en estas fechas a todos los venezolanos sin excepción, clara muestra de que sólo tiene una visión de país y no admite disidencia de ninguna clase.

“Chávez maneja Venezuela como un cuartel y cree que puede ir ordenando a todo el mundo que sea feliz cuando a él le dé la gana”, declaró indignado Ismael García, ya recuperado del electroshock al que fue sometido por consejo médico tras declarar que el 87% del país está contra la Enmienda.

“No se trata tanto de cómo ser felices en un país que se cae a pedazos, sino dónde: ahora que la tiranía nos quiere dejar sin centros comerciales, ¿dónde podremos encontrar un sentido a la existencia?” lamentó emotivamente el ex-comunista, ex-guerrillero y ex-perto Teodoro Petkoff.

“Yo tenía pensado pasar una Feliz Navidad, pero en cuanto el presidente dio esa orden, decidí deprimirme y no celebrar un carrizo, porque Venezuela ya está cansada de imposiciones del gobierno” manifestó el flamante nuevo gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonsky.

“Se trata de la libertad, de la democracia, del bienestar y la tranquilidad de los venezolanos, no de oponerse a cualquier iniciativa gubernamental sea cual sea ésta” puntualizó Liliana Hernández, que a juzgar por sus balbuceos, figura tambaleante y la botella de whisky vacía que sujetaba en la mano, no pudo resistir el temor a represalias y finalmente acató la orden presidencial.

(Tomado de http://www.globoterror.com/?q=node/1271)

sábado, 12 de diciembre de 2009

El regreso colonial a 20 años de la invasión a Panamá

(Stella Calloni, tomado de CubaDebate)


A escasos días de conmemorarse dos décadas de la trágica invasión de Estados Unidos a Panamá la madrugada del 20 de diciembre de 1989, compañeros del Frente Nacional y Social de Panamá (Frenaso) de ese país envían este mapa de bases o estructuras estadunidenses que podrán repartirse por todo el país.

Hace unos tres meses se firmó el acuerdo entre el nuevo gobierno panameño del derechista presidente Ricardo Martinelli para establecer cuatro bases militares de Estados Unidos, configurando la más grande traición al pueblo que tanto luchó por liberarse del colonialismo del siglo XX.

Las bases militares convertirán a Panamá entero en una zona colonial, y significan una virtual anexión como la de Colombia, y la continuidad de una ocupación que comienza a extenderse cada vez más,desde que el Plan Mérida impuesto en México, convirtió al Río Bravo en el comienzo del nuevo trazado del proyecto geoestratégico de recolonización que es el Plan Colombia.

Las cuatro grandes bases aeronavales norteamericanas en territorio panameño, se suman a las siete bases en Colombia, al trazado del Plan Puebla Panamá, para lo cuál el gobierno estadoundidense produjo un golpe de Estado en Honduras, en protección a sus bases y estructuras militares en ese país, que no se concentra sólo en Soto Cano, Palmerola.

Esto indica la gravedad del avance de Estados Unidos sobre América Latina, en los diseños de Seguridad Hemisférica del Siglo XX que se constituyen en la más grande amenaza de las últimas décadas. El entranado de bases, como la serie que están plantadas en varios países de América Latina, infraestructuras militares como las que existen en Paraguay, que pueden ser rápidamente ocupadas por tropas de invasión, dan la pauta de la política de cercos que se intenta imponer sobre países cuyos gobiernos fueron elegidos por abrumadoras mayorías populares, que tienen el derecho a recuperar su independencia real en el siglo XXI.

No fue bajo un gobierno republicano, ligado con todas las mafias del poder mundial, autor del primer genocidio en el siglo XXI, en Afganistán e Iraq, como el de George W.Bush, en el que se impusieron estos acuerdoos, que destruyen todo principio soberano e imponen a los pueblos por la fuerza, una presencia imperial-colonial justamente cuando se conmemora el bicentenario de la independencia de América Latina del colonialismo español, la que fue castrada de raíz por el expansionismo imperial de Estados Unidos.

Que el caso de la instalación de las bases en Panamá ya estaba arreglado con Martinelli lo indica el hecho de que la secretaria de Estado nortreamericana Hillary Clinton fue enviada por el presidente Barack Obama a firmar con el gobierno panameño el acuerdo de bases militares, en un país que no tiene ejército ni fuerza aérea ni naval, porque el primer acto de la invasión de diciembre de 1989 fue destruir unas fuerzas armadas concebidas por el general Omar Torrijos como nacionales y populares a las que se iba a confiar el control soberano del Canal de Panamá.

Torrijos murió como causa de un atentado el 31 de julio de 1981, después de haber sido incluído como un gobernante militar de izquierda molesto a los intereses de Estados Unidos en el Documento de Santa Fe uno, junto al presidente ecuatoriano Jaime Roldós, fallecido en otro “avionazo” en mayo de ese mismo año.

Estados Unidos “limpió” el camino de dos dirigentes importantes para la historia de emancipación de América Latina, como se revela en documentos sobre las acciones de la CIA.

Como otro hecho simbólico una de las nuevas bases estará ubicadas en la Isla Chapera muy cercana a la isla de Contadora que se hizo famosa en el mundo porque allí comenzó una iniciativa independiente para lograr la paz en la región en 1983.

También Estados Unidos hizo una guerra encubierta para destruir a la Iniciativa de Contadora (Panamá, México, Colombia y Venezuela), que luego derivó en la de Esquipulas, para tratar de reducir los valiosos elementos que apuntaban a terminar con las verdaderas e injustas causas que originaron los conflictos en Centroamérica. Otras bases se ubican en Rambala provincia de Bocas del Toro; Punta Coco Veraguas y la cuarta en Bahía Piña, Darién.

Y a eso se suma esta nueva denuncia del Frenaso sobre otros trazados ominosos. Que nada es lo mismo en estos tiempos, es algo que deberán aprender algunos sectores de izquierda, porque difícilmente este acuerdo se hubiera firmado si ganaba el Partido Democrático Revolucionario (PRD) que con todo lo que se pueda esgrimir como contradicicón, demostró varias veces que no se hubiera pretsado a un acto similar.

Este partido creado por Torrijos mantuvo junto a la mejor tradición de otros de más pequeños de izquierda, la lucha por el desmantelamiento de la Zona del Canal de Panamá. Fue en un gobierno del PRD que se cerró la Escuela de las Américas en 1983 y mucho tiempo después, a fines de 1999, se levantó el Comando Sur con toda su serie de bases establecidas allí. Detrás quedaba una larga lucha dle pueblo panameño, que no se recuerda ahora.

“Otro caso a mencionar es cuando el gobierno Ernesto Pérez Balladares no permitió el establecimiento del Centro Multilateral Antidrogas coordinado por USA”, señala el informe del Frenaso, que agrupa a movimientos sociales.

Añaden que “estas bases servirán de puente y abastecimiento a las fuerza militares norteamericanas, que las utilizarán como punto de operación y cubrimiento hasta lo mas lejano del Cono Sur sin necesidad de reabastecimiento de sus fuerzas aéreas, lo que le dará un poder de ataque cien por cientro efectivo”.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Paisaje de avenida, a mediodía, con escritor y perrocalentero a la sombra de un jabillo.

(Escenas de Ciudad)

"Todo es inútil
cuando no sabemos
qué uso darle."
E. Lautor
("Haikus profanos")



Alguien pasa y me pregunta que si el metro queda cerca.
Otro alguien, en un carro que se detiene, busca el hotel Atlántico.
¿Qué puedo yo saber de hoteles, parado en esta acera,
a la sombra de un jabillo?
Bajo el otro jabillo, un poco más frondoso, está el perrocalentero.
Hasta hace unos minutos, no había nadie a su alrededor.
Ahora, -se nota que ya el reloj gritó las doce- parece un enjambre.
La gente pasa, se detiene, se arremolina.
Todos con igual hambre e igual prisa.
Todos con apuro por regresar, quizás, a la oficina.
"Uno con todo"
"El mío sin cebolla"
"No seas pichirre, italiano, ponle más papitas"
El italiano asiente.
El sol está inclemente.
La sombra del jabillo se me ha vuelto insuficiente.
Con gusto me movería, pero no hay otro sitio donde estacionar
y no me puedo alejar demasiado del carro,
no sea que venga una grúa y se lo lleve...
O un ladrón, que, entre ambos males, sería el peor.
A veces es preferible aguantar un poco al sol.
Se calienta la cabeza pero se gana en tranquilidad.
Para matar el tiempo y olvidarme un poco del agobiante calor,
saco el celular y escribo este retrato de lo que pasa a mi alrededor.
La gente delante del perrocalentero ya se disipó
como si humo fuera ante un ventilador.
Ya mi mujer aparece por la puerta del edificio
donde tiene el consultorio su odontólogo.
La espera termina. Ya me voy.

Epílogo.
Una persona conocida,
que leyó lo que antecede al poco de haberlo escrito,
me recrimina por "esa ignorada frivolidad"
que me dictó "un texto tan vacío de significado".
Me encojo de hombros.
Prefiero no contestar.
¿no puede uno, de vez en cuando, simplemente
dejarse llevar por el soplar del viento
como velero sin timón en altamar?
¿dejarse mecer al ritmo de las olas
sin mayor preocupación?
¿a quién le importa?
Releo el texto... ¡es cierto!
-¿a quién le importa?-
apartando las palabras, no encuentro más contenido.
Pienso, sin embargo, muy para mis adentros,
que nada existe en el universo sin razones ni motivo
y que sólo es inútil aquello que no sabemos para qué sirve.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Ahí estás

Por más que el tiempo quiso darte
otra cara y otro cuerpo
Por más que la vida quiso moldear tus emociones
y, un poco también, endurecer tus sentimientos
A pesar de carencias y de ausencias
A pesar de las lluvias y los vientos
Con el morral a tu espalda
lleno de angustias y miedos,
sigues siendo aquella niña que, a los dieciseis,
temerosa vivía de cumplir un año más.

Yo te encuentro en un intento de sonrisa.
Escondida tras las nubes de esos ojos
que se esfuerzan por no llorar.
Te encuentro en lo cotidiano.
En la forma que has dado a tu vida
a pesar de tanto golpe y decepción.
Y más allá te encuentro.
Aún más allá de ti misma.
En el sol, en la luna,
en mis propias alegrías.
En las horas, una a una,
que van llenando mis días.
Y más allá te encuentro.
Donde siempre has estado para todos.
Donde siempre has estado para mi.

En ti se quedó la luz que una tarde
te dibujó para mi de espaldas a la ventana.
En mi se durmió tu primer beso
y despertó tu caricia más temprana...
Y estabas entre mis brazos cuando el jazmín floreció
impregnando con su aroma la noche entera
y todas las noches que después vinieron.
Aquella noche, el silencio, entre susurros de piel,
nota a nota escribió nuestra tonada:
un canto de luna en celo que no supimos cantar
y a cuyo hechizo opusimos la más firme de las razones:
elegimos el camino que nos dictó la conciencia!


Desde la distancia, en el tiempo y en el espacio,
después de haber conocido la unidad
y, al fin, nadando en el mismo río
donde las almas que se cruzan,
a ser lo que fueron, no vuelven más
te miro en pasado, te miro en presente
y, en el jardín de tus tiempos,
sigo encontrando jazmines en flor.
Los días que otrora dejamos marchar
guardaron su esencia.
Nunca cayeron los frutos que en el árbol quedaron
cuando, sin mirar atrás,
echamos llave a la puerta
para que nadie, a esa huerta,
pudiera volver a entrar.
Y ahí estás
como antes
como siempre
por siempre
ahí estás.

domingo, 25 de octubre de 2009

Derriba das tellas (III)

III

Derriba das tellas
xogaba coas fadas
cantaba coas meigas

Tecía os meus soños
nun coiro de anxo
preto das estrelas

Non había mais mundo
nin mais ceo había
que o mundo era ela
i o ceo aquel intre
na roca do tempo
fía que te fía
derriba das tellas.

Camilo, un recuerdo lejano

(Escenas de Ciudad)

Camilo era un hombre culto, ilustrado.
El casi no recuerda ya su historia.
Un día se hizo a la mar.
Hoy no sabría decir por qué.
Estudioso de la literatura y de la lengua hispana.
Filósofo, historiador, conoce el pentagrama al derecho y al revés.
Domina el inglés y se hace entender perfectamente en francés.
Tuvo miedo, dice.
Tuvo miedo de lo que venía.
Se dejó llevar por lo que le dijeron quienes sabían menos que él:
quienes -quizás también- valían menos que él, pero tenían más que perder.
Y un día se hizo a la mar.
Camilo, el maestro que nunca aprendió a nadar.
Cuarenta años pesan ya sobre su espalda, y, quien lo ve, dice que son muchos más. Ayer pasé por su lado.
Dormía echado sobre el pavimento frío del bulevar.
Le oí un quejido que me sonó a "por qué" e imaginé que soñando se preguntaba "por qué me dejé engañar".
El paraiso está a tus pies siempre donde sea que tú estás.
A menudo lo encuentro caminando el bulevar.
Mucha gente se aparta, le huyen como si le temieran; yo me detengo a conversar.
Debajo de los sucios harapos con que viste, detrás del hedor ocasional, de su permanente aliento maloliente a alcohol, hay una persona con una gran necesidad de ser rescatada de algo que ni él mismo entiende.
Yo no intento rescatarlo de nada.
No creo que, a estas alturas, él quiera, realmente, ser rescatado.
Me acerco a él porque me agrada su conversación y nunca me ha parecido un personaje peligroso.
Sólo por curiosidad, y un poco escéptico por saber hasta qué punto se inventa o dice verdad, cierto día le menciono un tema sobre el cual debo hacer una monografía como tarea escolar.
Me da una clase magistral en algo más de dos horas que dura nuestro encuentro.
Cuánta precisión en sus apreciaciones. Cuánta exactitud en sus planteamientos.
Cuánta lógica en sus conclusiones, según podría comprobar, después, tras la lectura de una buena cantidad de textos especializados.
Fue tan clara su exposición que intenté recordar sus propias palabras al momento de escribir mi ensayo.
En suma, me parecía, con mucho, más completo el conocimiento adquirido a través de Camilo que aquel otro impreso en los libros de texto.
Nunca tanto éxito volví a tener en toda mi vida de estudiante.
Nunca pude agradecérselo.
Fue aquella tarde la última vez que le vi.
Ahora, con los codos apoyados en el barandal del puente y la cara entre las manos, miro al bulevar que discurre por debajo, como siempre, pero no es ya ni la sombra de lo que fue; menos aún, de lo que pudo llegar a ser si alguien se hubiera ocupado de darle el más mínimo de los cuidados.
Intento ver la figura de Camilo echado en alguno de los rincones, debajo de alguno de los deteriorados bancos de cemento y me pregunto cuántos Camilos pasearon -y pasean- las calles de esta ciudad, empujados, quizás, por la falta de una mano en que apoyarse cuando el abismo se abre bajo sus pies para llevárselos y no devolverlos más.
¡Cuántas mentes brillantes ahogadas en alcohol, por las manos de la indigencia! ¡Cuánto científico!
¡Cuánto poeta!

jueves, 15 de octubre de 2009

La Espiga Vana

(Un Poema de Juan de Jesús Reyes)

Pasa el corrompedor y corrompido
Expresando en la faz y en el talante
Que es un poseso, que es un arrogante;
Y así, tal ente queda conocido.

De su saber infuso poseído
Como diciendo, en su interior, ¡avante!
Cual una majestad, el ignorante
Pasa inflado, en ademán erguido.

Pasa el virtuoso: Apenas se percibe,
Apenas se da cuenta de que vive,
Y pasa el sabio, y de ignorar se espanta,

Y humilde y manso por doquier camina....
La espiga vana no es la que se inclina,
Es la que más soberbia se levanta.

martes, 29 de septiembre de 2009

Economía para no economistas

(un texto simpático que me enviaron por email)

Es agosto, en una pequeña ciudad de la costa, en plena temporada; cae una lluvia torrencial y hace varios días que la ciudad parece desierta. Todos tienen deudas y viven a base de créditos. Por fortuna, llega un ruso mafioso forrado en billete y entra en el único pequeño hotel del lugar

Pide una habitación. Pone un billete de 100 dólares en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones. El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Éste toma el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos. A su turno éste sale corriendo para pagar lo que le debe al molino proveedor de alimentos para animales. El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con María, la prostituta a la que hace tiempo que no le paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.
La prostituta con el billete en mano sale para el pequeño hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete al dueño del hotel.
En este momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va.
Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza!!!

MORALEJA:
SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS!!!

lunes, 28 de septiembre de 2009

Breve pensamiento en torno a la situación de Honduras

Supongamos que Micheletti lleva la situación al extremo en que los Estados Unidos, con la venia de la comunidad internacional, se vea "forzado" a intervenir, invadiendo el país, como hizo en Panamá o en Afganistán... ¿Qué mejor base militar, para controlar a la América Latina, que una fuerza de ocupación en un lugar tan estratégico como Honduras? ¡Y -por si fuera poco- aceptada -casi solicitada- por la comunidad internacional! ¿No será ese, precisamente, el juego de Roberto Micheletti, en complot con el Departamento de Estado de USA? ¿Cómo, de otra manera, se explican los retos constantes lanzados por el señor Micheletti y su prepotencia de "niñito que más puede" en la pandilla?

jueves, 24 de septiembre de 2009

Venezolanos vejados en aeropuerto de Madrid

Por: Panorama Digital
Fecha de publicación: 23/09/09


23 de sept. 2009. - Seis venezolanos que iban a hacer turismo a España están retenidos en un cuarto del aeropuerto de Barajas desde hace 72 horas. No tienen acceso a su equipaje y reciben un trato pésimo de las autoridades.

Lo poco que les dicen es que no llevan los euros suficientes, aunque también alegan que la decisión de no dejarlos pasar es “por culpa de Chávez”. Este diario conversó, vía telefónica, con varios de los venezolanos “encarcelados” en Barajas, como Christian Bueno, quien narró que al bajar del avión de Conviasa fue interrogado. Al decir que llevaba 350 euros, el resto en la tarjeta de crédito y que era de Venezuela, le tacharon el pasaporte y fue pasado al cuarto. Otros, que ya regresaron de la misma experiencia, denunciaron ante el Consulado general en Caracas y el Min-Turismo. El Gobierno exigió explicaciones.

Hasta ayer había seis personas detenidas en el terminal aéreo. Son encerrados días y devueltos al país.

Cuatro días encerrados en una sala con ventana de vidrios blindados, sin vista exterior, hacinados y con la misma ropa de hace más de 72 horas, sin ducharse, ni cepillar sus dientes porque sus equipajes fueron confiscados, al igual que sus celulares, medicamentos, pasaportes y otros documentos.

En esa situación están actualmente cuatro venezolanos en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, España, más dos muchachas, también venezolanas que se sumaron en la mañana de ayer a la misma agonía que a diario viven unos 70 a 80 sudamericanos, más algún africano y un eventual vietnamita, cuyos sueños de placer en un viaje turístico, no pasan el filtro de Migración, por el pecado de no tener “suficiente dinero” para pisar Europa.

Así lo denunció ayer a este diario, Christian Bueno, de 29 años, quien relató lo que calificó como el “infierno de Barajas”, mediante uno de los tres teléfonos que tienen en la sala de Migración, ubicada en el último piso del terminal aéreo ubicado a 12 kilómetros del centro de Madrid.

Él reside en las residencias California de Caracas, y es un licenciado en Educación que el pasado viernes dispuso pasar una semana en España. Salió de Maiquetía en el vuelo 3010 de Conviasa a las 5:00 de la tarde y llegó al mediodía del sábado a Barajas.

“El infierno” comenzó cuando le preguntaron: ¿A qué viene? , ¿quién lo invitó? , ¿cuánto dinero traes ? , ¿y de dónde vienes?

“Vine de turista. No tengo invitación. Mi efectivo son 350 euros y mil dólares en la tarjeta de crédito”.

Y el último pecado capital: “Vengo de Venezuela”.

Sin ninguna explicación la respuesta fue: “Póngase a la derecha”. ¿Pero por qué? ¿Qué hice? —preguntó Christian— Vas a subir al cuarto piso y allá tendrás un abogado.

“ Me quitaron el celular y con él la posibilidad de llamar a mi familia y amigos, todos los aparatos electrónicos como cámara, ipod, relojes, más el equipaje, medicamentos, el pasaporte y documentos”, denunció Bueno.

Marco Pulido, de 29 años, un técnico dental, que vive en el sector Santa Eduviges del municipio Sucre, cerca de Caracas, también pasó por la misma humillación durante 48 horas la semana pasada y luego fue devuelto a Venezuela, perdiendo hasta 20 mil bolívares en pasajes y reservaciones de hotel.

Recuerda con precisión el área del cautiverio: “El área común —donde están excluidos todos los extranjeros objetados por Migración— es un cuarto de 30 metros cuadrados, con sillas pegadas a las paredes amarillas, donde están los tres teléfonos, un televisor que nadie determina porque cada quien, unos llorando y otros peleando, se ocupan en su tragedia personal. La temperatura estaba a unos 11 º C, que para nosotros es bastante frío, sin acceso al equipaje para buscar ropa de abrigo”.

“La sala tiene entrada a ocho cuartos con cuatro camas cada uno. Pero cuando llegué ya estaban ocupadas por personas que tenían hasta 14 días encerradas. Al pasar el día se fueron retirando y pude sentarme en uno, pero eran unos catres incómodos y poco aseados”.

“Hay un baño para mujer y otro para hombres, cada uno con dos sanitarios y una ducha. Pero ¿cómo nos íbamos a duchar si nos quitaron todo? ”.

Maritza Aguilar, de 51 años, es una ejecutiva de ventas que vive en Valencia y estuvo en el mismo grupo de venezolanos detenidos donde estuvo Marco. Viajaron en el vuelo 1332 de la aerolínea Santa Bárbara, y hacen notar que las personas detenidas sólo fueron los de las aerolíneas venezolanas. Ningún detenido viajó con Iberia.

Aguilar cuenta que en la sala de Migración había seis escritorios, cada uno con un abogado y un policía encargado de reirse de todos los casos, mandarlos a todos a callar y por las noches a dormir. Otros dejaban ver con desparpajo, su xenofobia al decir: “Éso les pasa por elegir a un presidente que les da poco dinero para viajar”. “Los dólares que traen ustedes, siempre son falsos”.

“Nos hacían firmar un documento en el que el pasajero reconoce que está ingresando ilegalmente, para permitirles el regreso a sus países. Le preguntaba a la abogada por qué estaba pasando eso y me respondió: Lamentablemente te tocó”.

Ya de vuelta a Caracas, Maritza cuenta su aprendizaje: “Entendí cuánto daño puede hacer alguien, sólo por juzgar”.

Mientras hoy, Maritza tiene tiempo para la reflexión, Christian y sus otros cuatro compatriotas venezolanos siguen en aquella sala fría.

“No hay vuelos de Conviasa porque supuestamente la aerolínea se declaró en bancarrota. Entonces nos dieron como fecha de retorno, este viernes 25. Si la embajada no nos consigue un vuelo mañana (hoy) serán seis días en el infierno”.

Blog para seguir esta noticia: En Igualdad no existen Diferencias, Cada vez más... Aeropuerto de Barajas:
“¿Venezolano?.... este pasa, este no...”

domingo, 30 de agosto de 2009

Respeto el derecho que tiene el necio a ser necio, pero exijo igual respeto para el derecho que yo tengo a que su necedad no me alcance.

Réflex y Onando

miércoles, 26 de agosto de 2009

Cuento con Mujer de Funcionario

(Escenas de Ciudad)

Corren los días del año 2009. Son días de controversia. De alguien que intenta aplicar una ley a otros que buscan las mil y una formas de evadirla. De gente que trabaja, y gente que ve cómo otros trabajan... Para quien pregunte ¿de qué viven estos? la respuesta es simple: del trabajo de aquellos. Digámoslo, pues, de otra manera: días de gente que trabaja y gente que se aprovecha del trabajo de otros. Días de gente que intenta construir y gente que sólo busca destrucción, amparándose en el clásico e inobjetable derecho a la libre expresión. Días, en fin, de días como los días de cualquier otro año, pero estos, en particular, son los de 2009.
Por estos días, la mujer de Antonio detesta cuanto tenga aroma a gobierno. No a cualquier gobierno. Eso sería mucho decir. Detesta cuanto tenga que ver, en particular, con la gente que, en estos días, gobierna su país; el país en el que nació y el país en el que vive (porque, nunca se lamentará lo suficiente, le negaron la visa de aquel otro en el que sueña vivir). Dice que "nunca en este país se robó tanto", que "nunca la corrupción fue ni tan grande ni tan descarada". Habla de la "doble moral de esta gente que aparece en televisión dando un discurso de honorabilidad por la mañana para luego, en la tarde, llenarse los bolsillos haciendo, justamente, todo lo contrario. Ahí tienes al alcalde ... sí, ese ... ¿hace cuánto que se hizo cargo de la alcaldía? ¿dos años? ¿cómo puede un pata-en-el-suelo, como era él, salido del mismo barrio donde yo vivo, en no más de dos años, con un miserable sueldo de alcalde, que al fin y al cabo no es sino un funcionario más, de alto rango, ¡sí!, pero funcionario al fin, comprarse un carro tan caro como el que tiene? ¡Y no mencionemos la tremenda quinta que está a punto de comprar! ¡imagínate! Cancha de tenis, dos piscinas, una exterior y otra interior, más pequeña, claro, en una especie de gimnasio con solarium y todo. Habitaciones como para un regimiento y un baño en cada habitación. ¡Vale todo el dinero del mundo y un poco más! ¡Es impresionante! Ya la vas a ver. Queda a dos calles del lugar a donde vamos ... ¡Ay, niña!, ¿Cómo crees que lo sé?, de fuentes fidedignas. Me lo contó mi comadre Juana, que se encontró, en estos días, en la peluquería, con una conocida suya, gente de toda confianza y total credibilidad, casada con el hijo de uno de sus guardaespaldas ... " Todo esto conversa la mujer de Antonio con su gran amiga Claudia, mientras conduce aquel lujoso bmw último modelo, recién comprado, rumbo al lugar en que la espera un corredor de bienes raíces para mostrarle la casa, junto a los campos de golf, que Antonio le va a comprar con el dinero que, su sueldo de funcionario, le ha permitido ahorrar durante los seis meses que tiene trabajando para el gobierno, como inspector, en la Administración Nacional de Aduanas.

lunes, 24 de agosto de 2009

Entre tus labios

Todo sucede entre tus labios:
Desde el rumor que adormece los sentidos
hasta el grito de placer que despierta la vida,
Todo surge de tus labios
Todo viene de tus labios
Todo nace entre tus labios

Me estremezco entre tus labios
me enciendo, me apago
me agiganto, me contraigo
me acuesto, me levanto,
desaparezco y vuelvo a vivir

Todo entre tus labios
Esos tus labios,
que un día gritaron vida,
y que, abiertos al pecado,
claman hoy por redención.

Y yo encuentro redención entre tus labios.

¿Cómo no sentirme redimido entre tus labios
si veo el cielo
cada vez que con tus labios entablo conversación?

Y bebiendo en tus fuentes de miel reverdecidas,
doy rienda suelta al otoño de pasiones desprendidas
que despiertan la delicia de este nuevo amanecer.

agosto/2009
José L. Dasilva N.

domingo, 9 de agosto de 2009

El cinismo de Obama supera con creces al de su antecesor en la presidencia... No, señor Obama, no queremos que intervenga en Honduras... ¡queremos que deje de intervenir!

lunes, 27 de julio de 2009

A La Poesía

(Juan de Jesús Reyes)

Desde la cumbre del pensamiento
vas derramando ricas esencias,
lluvias de flores,alborescencias
de sentimientos del corazón.
Y te circundan claros de luna,
átomos de oro de la alborada,
tules y gasas de luz rosada,
nébulas tenues de la ilusión.

Tu canto es beso para la vida,
gorgogear ameno de blanca cuna,
sonrisa dulce de la fortuna,
tierno suspiro que exhala el bien.
Y tu alma ungida de amor del cielo,
de la hermosura goza las galas,
y ávida siempre mueve las alas
hacia una nueva Jerulalén.

Tu le señalas a la inocencia
el borde negro del negro abismo,
llenas la historia de iluminismo
y así el presente y el porvenir.
Tabor parece donde la idea
en luz de lirio se transfigura,
y, como ansiando región más pura,
sube hasta cielo de oro zafir.

Flores que un rico polen fecunda,
fresco rocío, girar del astro,
éter, atmosfera,luciente rastro
que al cielo imprime la exhalación,
íntimos goces, todo lo brindas,
todo lo abarcas, todo, en la esfera
del alma, en donde la primavera
es una eterna resurrección.

Bendita seas tú la que sube
hasta el empireo y entre alboradas
de luces puras aurirrosadas,
mueves las alas y das tu voz.
Benditas seas, hija del cielo,
tú,la que arrullas como paloma
mientras modulas el puro idioma
conque los angeles hablan a Dios.

Juan de Jesús Reyes en PoeSite

miércoles, 15 de julio de 2009

Palabras contra la paz

Por qué es inviable el estado de Israel
Santiago Alba Rico
(08/07/2009)

El verdadero horror de una matanza –el daño que hace al mundo común, a la intimidad universal trenzada en todos los cuerpos- no se revela en las obscenas cifras de muertos ni en el número de proyectiles lanzados sobre la población civil ni en las imágenes ya irreales de cadáveres destripados y casas desmigajadas contra el suelo. A veces es más exacta y completa una pequeñez inconmensurable, un milímetro de espíritu inasible para las estadísticas. De todos los dolores producidos por Israel entre el 27 de diciembre de 2008 y el 20 de enero de 2009, durante los 24 días de implacables bombardeos sobre Gaza, el más acusatorio y revelador fue quizás el que sintió –y denunció con modesta y lacerante tristeza- Suleiman Baraka, un astrofísico gazano que trabaja en Virginia Tech para la NASA. El 29 de diciembre recibió en su oficina una apremiante llamada telefónica en la que se le anunciaba que, a miles de kilómetros de allí, estaba siendo bombardeado el barrio donde residía su familia. Cuando recuperó la comunicación diez horas más tarde, supo que su casa había sido destruida. Supo que su hijo Ibrahim, de 11 años, había sido asesinado. Supo también –aún peor- que los israelíes habían asesinado su telescopio. “Solía llevar a mis hijos a la azotea del edificio en el que murió mi hijo”, confesó Suleiman a la periodista Amy Goodman, “y les enseñaba Venus y Júpiter, y el cielo… Porque si a un niño palestino le dices: `cuando miras el cielo, ¿qué ves?´, lo normal es que conteste: `veo helicópteros Apaches y aviones F-16´. Por eso quería enseñarles a mis hijos que hay algo hermoso detrás de estos estereotipos”. Suleiman Baraka era un palestino moderado que aspiraba a la paz; se había construido una casa nueva con el propósito de ofrecer hospitalidad a una familia judía; y quería enseñar a los niños palestinos que, detrás del ronquido de los cazabombarderos, el cielo está plagado de estrellas silenciosas. No es verdad: está plagado de bombas y destruyen no sólo las casas sobre la tierra, y los niños que viven en ellas, sino también –mucho peor- el cielo común sobre nuestras cabezas, donde Kant descubría, con brillo inextinguible, los imperativos de la moral humana. Un telescopio, cañón invertido, sirve para contemplar en las estrellas el valor de los seres humanos y la necesidad de sus leyes compartidas. Un cañón sirve siempre, sirve sólo, para destruir telescopios; con independencia de donde caigan sus bombas, de qué cuerpo derriben y a qué boca arranquen un gemido, alcanzan una y otra vez un telescopio. O lo que es lo mismo: una mirada dirigida hacia las estrellas.

“¿Cómo puedo consolar a mi hijo Daoud, que tiene cinco años y fue testigo del bombardeo de su casa y del asesinato de su hermano?”, se pregunta Suleiman Baraka. No podrá. Quizás consiga que le vuelva a gustar el pan con zaater –o que vuelva al menos a comerlo- e incluso podrá reamarrarlo, con hilos de cometa y cuerda de caramelo, a la vida. Pero ni siquiera es esto seguro. Los niños de Gaza, declara la maestra Ghada Abu Ward, quieren morir detrás de sus padres y sus hermanos, asesinados por las bombas. El 45% de los niños palestinos, testimonia el psiquiatra Eyad Al-Sarraj, ha visto a los soldados israelíes insultar o pegar a sus padres; el 75 por ciento sufre problemas emocionales causados por la continua exposición al vuelo rasante de los aviones y el estruendo de los bombardeos; el 96% ha visto muertos o heridos; el 36%, sí, desea morir en los ataques del ejército ocupante. ¿Será la freudiana pulsión de muerte? ¿El fanatismo de su cultura primitiva? A estos pequeños telescopios no se les permite mirar al cielo; estos pequeños telescopios acaban rodando por el suelo.

En tiempos de Kant, tiritaban azules los astros a los lejos; hoy en el cielo de Gaza –como en el de Iraq o Afganistán- los niños sólo ven nubes zumbantes de drones, helicópteros y aviones. En lugares normales, los niños quieren pan con chocolate, espacios amplios, padres libres; en Palestina muchos de ellos sólo quieren morirse. Que los niños palestinos no vean las estrellas y no tengan ganas de vivir es culpa –se dice- de la guerra. Pero, ¿qué guerra es ésta?

Ninguna palabra puede sofocar un incendio, curar una herida o resucitar a un muerto, pero sí alimentar una pira, afilar un cuchillo y cavar trincheras. Las palabras no sanan, pero sí matan. Por eso hay que tener mucho cuidado con ellas. “El que tenga algo que decir”, decía Karl Kraus en vísperas de la 1ª Guerra Mundial, “que dé un paso al frente y guarde silencio”. En contextos de tensión, cuando la violencia se contagia con un verbo pequeño, allí donde causas históricas activan sin parar una invasión de motivos inmediatos y vehementes, hay que atreverse a no decir ciertas cosas. En relación con el mal llamado “conflicto palestino”, la responsabilidad exige callar ciertas palabras, el coraje demanda la renuncia a ciertos vocablos que, al ocultar largas duraciones genealógicas, coloca a los hablantes en un angostísimo presente dentro del cual hay cada vez menos margen de maniobra. Una de estas palabras ciegas, sin salida, es paradójicamente la palabra “paz”.

Palestina está encerrada, sí, en la palabra “paz”, que es la palabra –no lo olvidemos- de los que lanzan bombas sobre los telescopios de Gaza. En cierto sentido, es verdad que los israelíes desean la paz mucho más que los palestinos; y basta una sumaria búsqueda estadística para constatar que son precisamente los dirigentes sionistas –y sus valedores estadounidenses y europeos- los que pronuncian con más frecuencia esa palabra. No es una casualidad. De entrada, el discurso sobre la “paz” y la “pacificación” alimenta y naturaliza la ilusión de que nos hallamos ante una situación de guerra; es decir, en el marco de un “conflicto” en el que ambas partes tienen razón y ambas partes tienen que hacer concesiones. Pero al mismo tiempo, esa insistencia en la “paz” ha servido precisamente para que Israel no haya hecho hasta ahora ninguna concesión; las “conversaciones de paz”, negación en sí mismas de las resoluciones de la ONU, constituyen una estrategia muy funcional de la ocupación. De Madrid y Oslo a la Hoja de Ruta, esta ilusión de “negociación permanente”, siempre excitada y frustrada con premeditación, ha servido a Israel en las últimas décadas para extender los asentamientos y colonias, levantar y ampliar el Muro e imponer un asedio medieval a la franja de Gaza. El pelotón de fusilamiento alza las armas frente a los palestinos alineados en el paredón y el general da la orden de disparar: “¡Paz!”; el piloto del F-16 que sobrevuela Gaza ve la azotea de la casa de Ibrahim y aprieta el botón donde está escrito: “Paz”. Tras veinte años de “negociaciones de paz”, a todos nos gustaría quizás retroceder veinte años: los palestinos han visto erosionada su unidad por ásperas pugnas internas y los israelíes acaban de elegir al gobierno más ultraderechista, violento e intransigente de su historia.

En algún sentido, si los niños palestinos no pueden ver las estrellas y además quieren morirse no es por culpa de la guerra sino por culpa de la “paz”. La tarea responsable de los productores de discursos –periodistas, políticos, intelectuales- es la de desescombrar los obstáculos verbales, la de localizar y desactivar los vocablos que pueden estallar entre nuestras manos. Puesto que no podemos sofocar incendios ni curar heridas ni resucitar muertos con la palabra, tratemos al menos de retirar del camino las palabras que atizan el fuego, afilan los cuchillos y ceban las bombas. Si realmente queremos la paz, debemos dejar a un lado la palabra “paz”.

No hablemos de paz. ¿De qué hablaremos? ¿Qué palabra utilizaremos en su lugar? La palabra paz es particularmente belicosa porque está reprimiendo o, más aún, “forcluyendo” –por decirlo con Lacan- la verdadera, la única solución posible; está impidiendo por todos los medios que se pronuncie la palabra “justicia”.

“¡Paz!”, ordena el general al pelotón de fusilamiento; “¡justicia!”, responden los caídos. Que los niños palestinos no puedan ver las estrellas y quieran imitar a sus padres asesinados, es culpa de la injusticia; es la responsabilidad individual de los injustos. La paz es un callejón ciego. La justicia, que apenas si puede andar, por lo menos puede ver. Y ver es llegar lejos con los ojos –hasta esas estrellas donde contemplamos el valor de los hombres y la necesidad de leyes compartidas.

La historia es de sobra conocida. Durante siglos, el antisemitismo europeo expulsó, aisló, persiguió y eventualmente linchó –los infames pogromos- a los miembros más pobres de una minoría religiosa nativa: los judíos. Mientras el colonialismo exterminaba a gran escala a los “salvajes” y “orientales” en el exterior –decenas de millones de “criaturas inferiores” sacrificadas en todo el mundo- mantenía en el interior su propio “irreductible Oriente”, funcionalmente contenido en una existencia degradada, despreciada, sospechosa incluso para los más desprejuiciados filósofos de la Ilustración (Voltaire o Hegel). Los negros, los indios, los moros no constituían un problema; estaban fuera y se los podía aniquilar sin el menor remordimiento moral. Los judíos, “nuestros salvajes”, planteaban más dificultades. Eran objeto de especulación, de admiración, de rechazo; se escribía sobre y contra ellos, se les invitaba a asimilarse y la persecución misma demostraba una y otra vez que no querían o no podían hacerlo –como ocurre hoy con los musulmanes- a causa de una “falla estructural”, de un vicio incorregible de origen. La negación misma acabó por etnificar su diferencia religiosa. Eran “sucios”, “perezosos”, “lúbricos”, “orientales”; luego sencillamente “insectos”. Así que, a partir de 1933, el régimen nazi de Alemania, aspirante siempre frustrado a potencia colonial, trató de hacer con los judíos europeos lo que los otros países de Europa habían hecho siempre, fuera de sus fronteras, con todos los pueblos de la tierra con los que habían tropezado en su camino. “Lo que nos escandaliza de Hitler”, decía la mística y filósofa Simone Weil, “es que está haciendo con los europeos lo que los europeos han hecho siempre con los otros pueblos”. “Auschwitz”, dice el ensayista sueco Sven Lindqvist, “era la edición alemana, moderna, industrial, de un exterminio sobre el cual el imperio mundial europeo se había fundado durante largo tiempo”. Pero Auschwitz existió y nos hace temblar todavía hoy con el estremecimiento más radical que puede conmover el edificio humano; y desde los Juicios de Nuremberg (1945) negar su existencia constituye no sólo una ignominiosa indignidad sino incluso –en algunos países- un delito penado por la ley.

La historia es menos conocida. A finales del siglo XIX, un grupito de intelectuales judíos, los que más profundamente habían asimilado la cultura europea, fundaron en Basilea el movimiento sionista con el propósito de establecer en algún lugar del mundo un “Estado nacional judío”. El sionismo compartía con el antisemitismo –como denunció muy tempranamente el ya citado Karl Kraus, universal judío de Viena- algunos principios y algunos objetivos: aceptaba la idea del judaísmo como un “problema” al que había que encontrar una “solución final”, estaba a favor de la expulsión de los judíos de Europa e insistía en la “especificidad” étnico-racial del judaísmo (al menos de los judíos askenazi de origen jazaro). Sus fundadores, en todo caso, eran muy conscientes de hasta qué punto este proyecto de segregación de los judíos de Europa –pilar de la tradición antisemita- era paradójicamente “muy europeo”, como lo demuestran los argumentos que utilizó Theodor Herzl para convencer a los gobiernos occidentales de las ventajas de establecer un Estado sionista en Palestina: “para Europa construiremos ahí un trozo de muralla contra Asia, seremos el centinela avanzado de la civilización contra la barbarie”. En los años 30, cuando la colaboración del racismo nazi –a veces pactada con los propios sionistas- acelera la emigración judía a Palestina, hasta entonces muy reducida, el carácter “muy europeo” del sionismo se manifestará en todo su esplendor. Mientras Hitler establece las leyes raciales de Nuremberg y abre los primeros campos de concentración –y especula con desplazamientos en masa de población-, la Convención Mundial de Ihud Po´alei Tzion y el Congreso Sionista, celebrados los dos en Zurich en 1937, debaten abierta y alegremente la necesidad de la “limpieza étnica” de Palestina. “No discuto nuestro derecho moral a proponer una transferencia de la población”, dirá por ejemplo Aharon Zisling, futuro ministro de agricultura en el primer gobierno Ben Gurion, “no hay ninguna falla moral en una propuesta tendente a concentrar el desarrollo de la vida nacional”. Y Golda Meir dirá: “También yo desearía a los árabes fuera del país y mi conciencia estaría absolutamente limpia”. Y David Remez: “Es una solución justa y correcta”. Y Berl Locker: “No tengo ninguna objeción moral”. Y Shlomo Lavi: “es muy justo y muy moral”. Y Eliahu Hacarmeli: “incluso si tuviese que llevarse a cabo recurriendo a la fuerza –todas las empresas morales se llevan a cabo mediante la fuerza- estaría justificada en todos los sentidos. (…) Se trata de un programa lógico, moral y humano en todos los sentidos”. Y Ben Gurion: “Con la transferencia obligatoria tendríamos vastas áreas… Apoyo la transferencia obligatoria. No veo nada inmoral en ella”. Diez años más tarde, entre noviembre de 1947 y septiembre de 1948, antes y durante el siniestro plan Dalet, la empresa colonial europeo-sionista se completaba –como documenta estremecedoramente el historiador israelí Ilan Pappé- con la destrucción de 531 aldeas palestinas, la evacuación de 11 barrios urbanos y la ejecución de al menos 31 masacres indiscriminadas. La así llamada Nakba, que expulsó de sus tierras seculares a 750.00 palestinos, también existió, como Auschwitz; pero, al contrario que Auschwitz, su negación no sólo no es moralmente reprobable, no sólo no es legalmente punible, sino que es aprobada, aplaudida y hasta exigida por la mayor parte de los gobiernos, los periodistas y los intelectuales del mundo. Después de todo, ese “negacionismo” es la condición misma de la existencia de Israel como un Estado legítimo, democrático, con derecho a la defensa –todo lo que, si reconocemos la Nakba, deja inmediatamente de ser.

Si liberamos a la justicia de la mordaza de la paz, comprendemos al menos la doble injusticia sobre la que se asienta el proyecto sionista cristalizado en el Estado de Israel. Injusticia contra los judíos, a los que pretende representar en exclusiva –como el Vaticano a los cristianos-, obligándoles a reconocerse en términos étnico-raciales en una construcción ferozmente ideológica que encarna lo peor del nacionalismo, el colonialismo y el capitalismo occidentales. E injusticia, claro, contra los palestinos, convertidos hoy, como dice Elias Khoury, en “los judíos de los judíos” bajo una ocupación que, desde hace sesenta años, apoyada por las mismas potencias que despreciaban y desprecian a los judíos de todas las razas y todas las religiones, amenaza con echar por tierra todas las estrellas del mundo.

Si queremos paz, hay que pedir justicia. Y la justicia exige que judíos y palestinos por igual se liberen de Israel. Es la más modesta, la más honrada, le menos escandalosa de las proposiciones. ¿Reconocer la Nakba? ¿Desmantelar el Estado sionista? ¿Salvar a los judíos? ¿Salvar a los palestinos? Desapareció la URRS y todos aplaudimos. Desapareció Yugoslavia y nos alegramos. Han desaparecido decenas de países -Checoslovaquia y Rhodesia y la Sudáfrica racista entre otros- y no ha ocurrido nada. ¿Qué tendría de provocativo reclamar la desaparición de un Estado inviable y radicalmente injusto? Propongámoslo. Hagámoslo. Demos luego libertad a los refugiados palestinos para volver a Palestina y libertad a los judíos exisraelíes para volver a sus países de origen y que a continuación la población restante funde un nuevo Estado laico, democrático y socialista desde el que telescopios de todos los colores puedan dirigir sus ojos hacia un cielo despejado de drones, helicópteros y F-16.

Es muy emocionante leer la carta que Jean-Moise Braitberg, nieto de una víctima del Holocausto, dirige al presidente de Israel: “Al conservar en el Memorial de Yad Vashem, en el corazón del Estado judío, el nombre de mis parientes, vuestro Estado tiene prisionera mi memoria familiar tras las alambradas de púa del sionismo para que sean rehenes de una así llamada autoridad moral que comete cada día la abominación que es la negación de justicia. Por lo tanto, le ruego que retire el nombre de mi abuelo del santuario dedicado a la crueldad cometida contra los judíos para que no siga justificando la cometida contra los palestinos”. Otros judíos –como Michael Neumann y Osha Neumann- han hecho después la misma petición. Es muy emocionante también leer el comunicado firmado el 7 de enero de 2009 por Jews in Solidarity with Palestine: “Apelamos al pueblo judío del mundo entero, incluidos aquellos que viven in Israel, a que se unan con nosotros para reivindicar esta herencia: el rechazo del racismo y del genocidio; el rechazo al Estado sionista, cuya esencia misma es el racismo; el abrazo a nuestros hermanos y hermanas palestinos; la defensa de su justa lucha para que la tierra robada le sea devuelta y puedan construir una Palestina libre”.

Es muy emocionante leer la carta fundacional del IJAN (International Jewish Antizionist Network), donde cientos de judíos antisionistas declaran su compromiso con “el desmantelamiento del apartheid israelí, el retorno de los refugiados palestinos, y el fin de la colonización israelí de la Palestina histórica”.

Y es muy emocionante también sumarse a la indignación del activista judío Michael Warschawski, del Alternative Information Center, quien se dirigía así el 18 de enero a Barak, Olmert y Livni: “Junto a decenas de miles de otros judíos, desde Canadá a Gran Bretaña, desde Australia a Alemania, os lo estamos avisando: no oséis hablar en nuestros nombres, porque correremos tras vosotros, incluso si fuera necesario, hasta el infierno de los criminales de guerra, y os empalagaréis las palabras en vuestras gargantas hasta que pidáis perdón por habernos mezclado con vuestros crímenes. Nosotros, y no vosotros, somos los hijos de Mala Zimetbaum y Marek Edelman, de Mordechai Anilevicz y Stephane Hessel, y estamos transmitiendo su mensaje a la humanidad para custodia en las manos de los combatientes de la resistencia en Gaza: “Estamos luchando por nuestra libertad y por la vuestra, por nuestra dignidad humana social y nacional y por la vuestra” (llamamiento del gueto de Varsovia al mundo, Pascua 1943)”.

Y es sobre todo muy emocionante –claro- comprobar que el pueblo palestino, que no puede ver las estrellas, cuyos niños desean a veces la muerte, empujado una y otra vez al borde del abismo, subvierte sin embargo todas las lógicas –psicológicas, políticas, antropológicas- y sigue resistiendo con la dignidad de un telescopio apuntado hacia el cielo a fin de recordarnos que la única solución para los problemas del mundo –en Palestina, sí, y en Iraq y en Afganistán y en Colombia y en EEUU- es introducir en él un poco –al menos un poco- de justicia.

(Contribución al catálogo de la exposición "Arte y palabra por la paz", organizado por la Fundación Araguaney, que se inaugura hoy 8 de julio a las 20.00 h. en la sala de exposiciones de la Fundación, rua Montero Rios 23-25, Santiago de Compostela)

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=88232

lunes, 6 de julio de 2009

Honduras...

Una partida de delincuentes comúnes, armados hasta los dientes, igual que cualquier banda de asaltabancos o de secuestradores, arremeten contra el estado de Honduras y secuestran el gobierno. A medida que el tiempo avanza, se van inventando "razones" que justifican su actuación, cada cual más absurda y en franca contradicción con cualquier otra anterior (tal vez por eso es que aparecen una "razón" tras otra en contínua sucesión)... también ETA tiene "razones"; también las tiene HAMAS y el IRA y las FARC y todo aquel que, en un momento dado, se aventura a cometer un crímen de cualquier naturaleza. Todo delincuente espera ser oido para justificarse y proclamar su inocencia. El mundo, en pleno -a través de sus gobernantes y por más que le desagrade a los antichavez, a los antizelayas, a los antimorales, etc- se pronuncia en contra; y, estos delincuentes, se ríen del mundo y, el mundo,... calla ¿qué más puede hacer? Al final, y tal como siempre hemos supuesto, organizaciones como ONU, OEA y afines, no sirven más que para mantener los altos niveles de vida de ciertos profesionales de la política, a través de sueldos que justifican participando en reuniones en las cuales se habla mucho y no se logra nada.

¡QUE VERGÜENZA!

"El negrito no conoce ni donde queda Tegucigalpa", dicho por un excanciller hondureño miembro de la banda de delincuentes, refiriéndose al actual presidente de USA, dice mucho para quien tenga oidos y sepa oir.

sábado, 4 de julio de 2009

Valiente Soldado

¡Qué valiente pareces, soldadito,
con tu fusil en la mano!
Qué valiente te ves y ¡qué pequeño!

¡Con qué pasión! ¡con cuánto empeño!
golpeas y haces, de poder, alarde...

Pero aquél, soldadito, que te ordena,
las armas, empuñar contra tu hermano,
más pequeño es que tú ¡y más cobarde!

(A un soldadito hondureño)

(publicado originalmente el 28/06/2009)

El Golpe en Honduras

Conversando con gringos en USA , entre los cuales figura un coronel de los Marines, al parecer, el Golpe en Honduras, a última hora fue dirigido y dado por un comando norteamericano de la Base José Enrique Soto Cano (que se encuentra a unos 80 Km al NO de Tegucigalpa, cerca de Comayagua), acompañados por hondureños; así secuestraron al Presidente Zelaya y lo llevaron de inmediato a Costa-Rica; y, sin esperar para una entrega formal ante las autoridades de este país, dejaron a Zelaya en la pista y sólo vestido con franela e interiores (no pijama); emprendiendo inmediatamente vuelo de regreso. Temían que si la operación fuera ejecutada sólo por hondureños algo podría salir mal y hasta se hubiera podido matar al Presidente, cosa que lo complicaría todo.

De ahí las discrepancias de actuaciones entre el grupo de "Gorileti" y las FF.AA., todo tan enredado y desfasado.

De todas maneras, los militares hondureños están algo molestos y no salen ante las cámaras; y, los Gorileti, evidentemente implicados, lo que están haciendo es aprovecharse del asunto, ya que quedaron al descubierto. Los gringos votaron con la OEA, para encubrir el golpe que tenían planeado.

El descontento de los militares hondureños y patrióticos podría resultar en un "contragolpe" si regresa Zelaya y se le pliega el pueblo, pero también podría
resultar asesinado. El que Zelaya repite insistentemente en regresar a Honduras,
en días próximos, al iguale que Correa y Cristina Kirchner, me hace pensar que ellos saben algo y que sí hay partidarios militares a favor de Mel.

Veamos si en días próximos se corrobora lo dicho y yo pueda validar las opiniones de mis informantes...

A.G.A.M. Nesterovsky K., M.S.

jueves, 2 de julio de 2009

En un futuro quizás lejano...

¿Detrás de quién esconderemos nuestra mediocridad
cuando ya Hugo Chávez no esté?

¿A quién responsabilizaremos por nuestros fracasos?

¿Quién nos servirá de catapulta para alcanzar
esos tan codiciados 15 minutos de gloria en televisión,
o esa primera plana, sueño de todo escritor decadente,
en algún periódico de mediana circulación?

¿Cómo sobrevivirán, en cualquier caso,
los medios de comunicación que no tienen hoy más tema
en sus programas de opinión?

¿Con qué temas se amenizarán las reuniones sociales,
bodas, cumpleaños, bautizos, comuniones y demás
cuando ya no tenga sentido hablar sobre lo mal que estamos
por culpa del tirano, dictador?

¿Qué justificación daremos, entonces, a los golpes de estado?
¿Cómo justificaremos la represión?
¿Cómo justificaremos, entonces, nuestra existencia
los que conocemos sólo una palabra
y cantamos sólo una canción?

martes, 23 de junio de 2009

Extraño amor aquel que te llora cuando lejos y, a dos pasos, ni recuerda dónde vives...

A Carolina Calvo

sábado, 20 de junio de 2009

... Y después hacen chistes de gallegos!!!

Alguna vez han necesitado "resetear" su contraseña de hotmail o cualquiera de los servicios de mensajería de Microsoft?
Hay muchos motivos por los cuales podría ser necesario "resetear" una contraseña. El más común de todos, es haberla olvidado. Otro, no menos común, podría ser que algún conocido(a) se haya puesto a jugar con la dirección para intentar acceder a nuestro buzón de correos y, después de varios intentos con contraseñas equivocadas, Microsoft haya bloqueado la cuenta esperando por nuestra intervención directa. Sea cual sea el caso,la situación es esta: tenemos bloqueada nuestra dirección de correo electrónico. No podemos acceder ni a nuestros mensajes ni al servicio de mensajería instantánea conocido popularmente como "Messenger" (como ambos utilizan la misma información, ambos se bloquean a la vez) y, la única manera de restaurar la conexión es "reseteando" la contraseña, cosa que la misma gente de microsoft nos recomienda y facilita a través de su página web. ¿Cómo hacemos eso? ¡Nada más sencillo!: Usted hace "click" sobre el enlace "Reset password" e inmediatamente, Microsoft le envía un mensaje a su dirección de correo electrónico (esa misma a la que no puede acceder porque no tiene la contraseña), indicándole las instrucciones detalladas para solucionar el inconveniente.

¿Alguna vez ha intentado abrir una puerta con una llave que está dentro de la habitación cuya puerta no puede abrir porque no tiene la llave? ¡Los Chicos de Microsoft sí pueden! Bravo por los genios de Microsoft

martes, 16 de junio de 2009

Poema Perdido

(Oscar Portela)

Poema que se ha perdido
Poema que se me fue
El que se llevó consigo
A mi también.

Dónde estás poema herido
Poema que se me fue.
Convertido en una sombra
Como los sueños de ayer.

Llévame contigo poema
Déjame dejar de ser
Y volar contigo a solas
Para hablar con Dios después.

Tú te llevaste contigo
Mis sueños y hasta la sed.
Sed de esperanzas, deseos,
Y memorias del ayer.

Sólo estoy conmigo poema,
Amigo que se me fue.
Sin decir una palabra
Mientras escribo ya fue.

Poema que se ha perdido
Perdiéndome. Déjame solo y
Sin alas, ausencia cruel.
Que ya no tengo palabras

Poema que se me fue.
Si lo encuentran por los cielos
Díganle del creador, de su soledad
Sonora poema infiel.

lunes, 15 de junio de 2009

La Familia Real Española se burla nuevamente del pueblo español...

"Los Reyes y los Príncipes de Asturias navegarán menos en el yate Fortuna este verano por las islas Baleares para ahorrar.Esta es una de las medidas anticrisis que se pondrán en marcha en la Casa Real. Y, aunque parezca una nimiedad, no es baladí, ya que llenar el depósito cuesta 26.000 euros, además del coste del mantenimiento, según publicaba el diario El Mundo.

"Habrá también menos vacaciones.... Si era costumbre que se instalaran en el Palacio de Marivent sobre el 20 de julio, esta vez llegarán en los primeros días de agosto. Una de las razones de que retrasen su llegada a Mallorca es que se ha suspendido, también por la crisis, la regata Breitling, en la que participaban el padre y el hijo.

"El recorte afetará también al número de funcionarios que se trasladan cada año a Marivent, palacio que le cuesta al Estado 1,3 millones de euros al año, más los 15.000 euros en seguridad.

"El pienso de los perros de la Reina, que se compra al por mayor, se lo llevarán de Madrid, se vigilará el gasto en aire acondicionado, el servicio y los empleados se traladarán en coches eléctricos por el complejo, utilizarán los limores de los limoneros para zumos y se recortarán los juegos de periódicos que se compran a diario."

Y LOS ESPAÑOLES BAJAN LA CABEZA Y DICEN... "Pobrecitos... si son los primeros en dar el ejemplo... Hay que apoyarlos en estos momentos dificiles"

miércoles, 3 de junio de 2009

>>MADRID (AFP) — El alcalde ecolo-comunista de localidad andaluza de Puerto Real (sur), José Antonio Barroso, fue multado el martes con 6.840 euros por haber calificado al rey Juan Carlos I de España de "corrupto" y de "hijo de crápula", informaron fuentes judiciales.<<

CARACAS (JOLDAN)
Según el DRAE: (crápula)
1. f. Embriaguez o borrachera.
2. f. Disipación, libertinaje.
3. m. Hombre de vida licenciosa.

"El rey está desnudo -gritó de pronto un niño entre la multitud"... En otras palabras, al alcalde lo multan por decir una verdad que todo el mundo conoce y nadie se atrevía a comentar.
¿Qué le esperará entonces a quien se atreva a decir que Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, también llamado "rey Juan Carlos I de España", mató a su hermano Alfonso, cuando este contaba sólo 15 años de edad?
¿Dónde está la tan cacareada "libertad" de expresión en el "pais" a cuya libertad aludía Mario Vargas Llosa, todo lleno de razón, en un entrevista en Venezuela hace no más de una semana (amigo Mario... ¿no le enseñaron los años que "en boca cerrada no entran moscas"?)

>>El juez de la Audiencia Nacional, principal instancia penal española, José María Vázquez Honrubia dictó esta sanción al considerar que el alcalde fue más allá de la crítica política que puede ejecer cualquier ciudadano y cayó en el "insulto personal".<< Continúa diciendo AFP.

¿Qué es un insulto personal? ¿por qué se considera insulto personal llamar "corrupto" e "hijo de crápula" al rey de España y no se considera insulto personal la cantidad de barbaridades -no mencionaré ninguna por respeto a quien me esté leyendo- que personajillos de la política desde José María Aznar hacia abajo (hacia arriba y hacia todos lados), al igual que periodistas y opinadores de oficio e, incluso, el mismo Juán Carlos de Borbón, han proferido y profieren a diario, en los distintos medios masivos de comunicación, hacia, por ejemplo, Evo Morales, Hugo Chávez o Rafael Correa? ¿No merecen estos señores igual respeto que el rey de España?

domingo, 31 de mayo de 2009

Hace un par de años le escribí a Mario Vargas Llosa para proponerle la edición conjunta de un poemario. Una edición de poesía a dos voces en la cual los poemas irían intercalados (de ser posible, le proponía, un poema suyo en la página izquierda y un poema mío en la página derecha), y cuyo costo de edición e impresión estaba yo, incluso, dispuesto a financiar. Como no recibí respuesta a la primera misiva, escribí una segunda... y una tercera y una cuarta, hasta que alguien de su entorno (supongo) se dignó a contestar inquiriéndome de forma bastante grosera por la forma en que obtuve la dirección de correo y exigiéndome que no volviera a escribir, a riesgo de no sé qué acciones legales y bla, bla. "Don Mario es un personaje demasiado importante para perder su tiempo con cualquier desconocido arrivista en busca de publicidad". Varias podrían ser las razones por las que el autor de "Pantaleón y las visitadoras" no esté dispuesto a escribir el libro de poesía que yo proponía. Tal vez el tal "Don Mario" (a quien el nombre le queda un poco grande si lo comparamos con el otro "Don Mario" que nos dejó no hace mucho para partir hacia el universo donde los poetas duermen la siesta después de toda una vida de trabajo) no esté dispuesto a permitir una comparación tan frontal de sus textos con los míos, en dónde el lector pueda comparar poema com poema, verso con verso, con sólo cambiar la vista de izquiera a derecha. Más de un buen novelista ha habido, en la historia de la literatura, incapaz de escribir un buen verso. Ese podría ser su caso; al fin y al cabo, el público que lee novelas no siempre lee poesías y entre uno y otro hay distancias bien notorias. En cualquier caso, Mario Vargas Llosa perfirió eludir mi proposición y ni siquiera lo hizo personalmente (como para evitarse la vergüenza).
En una nota de prensa que recién leo, "Don" Mario dice, respecto de cierto presidente latinoamericano, que "no quiere debatir conmigo porque tiene miedo"... ¿será eso mismo lo que le pasó al sr. Vargas Llosa con respecto a mi proposición? ¿Tuvo miedo de enfrentar en debate franco su poesía con la mía?

lunes, 18 de mayo de 2009

Hasta la vista, Don Mario.
Allá nos veremos. Usted sabe dónde.
En el cielo sur -que no al sur del cielo-
Allá nos veremos cualquier día de estos
y en esos parajes, sin prisa y sin tiempo
cualquier día de estos, acaso de usted
pueda yo aprender a escribir mis versos.

Joldan, mayo 18 de 2009

jueves, 14 de mayo de 2009

Atacar

(Eduardo Julio Malnati)

¡El ser humano, es agresivo!,
nada ni nadie, estuvo a salvo.
Ni los chinos con la gran muralla
ni los Troyanos con gladiadores,
ni el Faraón con sus pirámides.
¡RODAS... con el coloso!.
Los Judíos con su dios invisible.
Ni Los Griegos con su filosofía,
África con peligros y misterios.
América con la temida bomba de neutrones; de alguna forma, el
“Hombre” ¡se las ingeniara para atacarse... a si mismo!.
Y se destruirá igual, ¡con un gas
venenoso!, un virus novedoso...
¡Bacterias; asesinas cultivadas!.
O enamorándose... de otro amor
Imposible hasta el suicidio.
vuelve a atacar, otra vez humano
¡pero recuerda siempre, ingenuo.
Que tu destino... ¡será la muerte,
hasta que tú la mates!.

más de E.J. Malnati

sábado, 11 de abril de 2009

Abajo

(Eduardo Julio Malnati)

Lo más hermoso que hay abajo,
es un comienzo... lector.
Y todos los comienzos,
son ¡Inciertos y mágicos!.
Ponen a prueba...
¡nuestra inteligencia
y capacidad!.
Allí es donde se sube...
el primer peldaño.
¡Donde dejamos abajo a “otros”
incluso a los que amamos,
a los que hasta ese día...
nos ayudaron a trepar.
¡Por eso, sube únicamente con la
precaución, de lo que hallarás...
arriba!; pues aquí, abajo,
“todos” esperaremos con cariño... Que algún día,
pienses en nosotros.

Más de Eduardo J. Malnati

martes, 17 de marzo de 2009

REUNIÓN DE CONDOMINIO

La siguiente carta, escrita por Gonzalo “Chile” Veloz, me llegó por correo electrónico. Me tomo la libertad de publicarla aquí porque creo que merece darse a conocer. Más de una persona encontrará en ella suficientes motivos de reflexión

REUNIÓN DE CONDOMINIO

Siempre he pensado que no soy la persona ideal para dar consejos, para llamar a la razón, para conciliar, aunque muchas personas, a su vez, crean lo contrario. Pero esta vez, sólo por esta vez, voy a dar un consejo, voy a llamar a la razón, voy a ser conciliador.
Para ninguno es un misterio todo lo que está sucediendo, por el contrario, nos acometen marejadas de angustia, de desazón, de tristeza, de rabia, en fin, de todos esos sentimientos que los seres humanos somos capaces de aflorar cuando las cosas nos arrinconan, nos aplastan, en otras palabras, cuando nos cambian las reglas de juego sin ninguna explicación. Pero vayamos atrás.
Nuestro primer gran error fue no haber permitido que Carlos Andrés Pérez terminara su segundo gobierno. Eso nos llevó a que nombraran al títere de Ramón Velázquez por un breve lapso de tiempo para poder convocar a elecciones, mismas que sirvieron de tribuna para que el nefasto Rafael Caldera se llenara de gloria en su discurso en el Congreso luego que David Morales Bello pidiera la cabeza de los golpistas...se acuerdan...? . Luego con su discurso, Caldera prácticamente, salvó a Chávez de una muerte segura: física y política. Y, más aun, para pagarle el inmenso favor de ayudarlo a llegar a su segundo mandato, Caldera liberó y le restituyó a Chávez todos sus derechos, lo que a su vez lo llevó a erigirse como salvador de la patria pidiéndole la renuncia a quien había sido su benefactor político, o sea, Caldera.
Verdad que así más o menos sucedieron las cosas...? Continuo.
Cuando Chávez convoca a las posteriores elecciones y las gana, donde estábamos todos los que ahora disentimos de él...? Les voy a poner un ejemplo para que vean donde estábamos.
Imaginen que viven en un edificio donde hay 24 apartamentos. A usted lo convocan en la cartelera de su edificio a una junta de condominio que va a haber el -por ejemplo- Martes a las 8.00 p.m. y usted, por cualquiera que sea la circunstancia no acude....Unos días después se vuelve a hacer una convocatoria pues hubo gente que como usted tampoco acudió a la cita. La nueva reunión es para el Viernes a las 8.00 p.m. y usted como muchos otros no va o se le olvida o se va al cine o simplemente no le da importancia...Es así como por reglamento de condominio se convoca a una tercera reunión para el Domingo a la misma hora y, según ese reglamento, con las personas que vayan, que pueden ser tres o cuatro, o que casi siempre son tres o cuatro, se aprueba pintar su edificio de color verde perico con pepas moradas....Así las cosas, usted sale a su trabajo el Lunes y cuando regresa en la noche encuentra su querido y adorado edificio pintado de verde perico con pepas moradas...Su indignación y su ira no tienen freno, sube a tocar la puerta del presidente de la junta de condominio y le reclama:
QUE VAINEJESTA...¡ ES QUE USTEDES SE HAN CREÍDO QUE ESTE ES EL CIRCO DE LOS HERMANOS GASCA...¡ TOESUNA VERGÜENZA...¡ TOESUNAMIER... (SIC)
Usted no le da tiempo al presidente de la junta de condominio de explicar nada... Usted lo CARAJEA, lo PECHEREA, lo MANOTEA, lo amenaza con demandarlo, con expulsarlo, con destituirlo, con, en fin, con lo que siempre amenazamos.... pero.... USTED no se ha puesto a pensar que USTED tuvo tres oportunidades de votar por lo contrario, de aconsejar, de
llamar a la razón, de conciliar y no las usó. No hizo de ellas su arma de combate, SIMPLEMENTE...USTED NO ESTABA ALLÍ PARA VOTAR...
Esa, mi querido amigo y amiga, esa es Venezuela, la misma que nos convocó a sus inquilinos, a sus propietarios, a sus ciudadanos a tres reuniones de condominio y nosotros no fuimos, no atendimos al llamado, no corrimos en su auxilio y ahora, ahora querido amigo, querida amiga, querido compatriota, Venezuela, MI VENEZUELA, TU VENEZUELA, NUESTRA VENEZUELA, está pintada de verde perico con pepas moradas....
Y ahora qué hacemos...? Resulta que ahora no falta nadie a las juntas de condominio ( léase LAS MARCHAS...) y junta tras junta nos preguntamos cuando será que podremos pintar de nuevo a nuestro país con amarillos, azules y rojos y decorarlo con estrellas....? He ahí el gran dilema, he ahí la gran pregunta.
Podríamos decir que si estuvimos ausentes durante más de 40 años de las reuniones de condominio, pues, en castigo, tendremos que esperar 40 o más años para que todo vuelva a ser como fue alguna vez...pero ese definitivamente es un pensamiento muy pesimista. Creo que para ver las cosas con más optimismo debemos decirnos que hemos aprendido la lección y la hemos aprendido de la forma más dura posible: con pérdida de vidas humanas, con heridos, con un país desvencijado económicamente e industrialmente, con un país agónico de su gentilicio, con la autoestima más baja del mundo, con una vergüenza que nos enfrenta cada día cuando vemos cada vez más carros en las calles, menos bienes de consumo en los mercados, menos sonrisas en las caras, mas lágrimas en las vidas y más odio en los corazones.
Por supuesto que ante este escenario hay actores que prefieren hacer MUTIS por la derecha ( ya de izquierda tenemos de sobra) y recogen sus bártulos y se largan. Ciertamente esa es una solución, muy cómoda, pero solución al fin. pero, ( los " peros " de siempre) no todos - que somos la mayoría - podemos hacer eso por lo tanto tenemos que quedarnos y, más allá, yo diría DEBEMOS quedarnos. Y por qué...? Para no ser tan ACONSEJADOR les diré solo las que, como decía el Sargento Hunter ( se acuerdan el policía de la serie de tv ..?) FUNCIONAN PARA MI:
Una podría ser que me quedo porque es aquí donde tengo todo lo que tengo: mi casa, mi hijo, mi pareja, mi familia, mis amigos, mi trabajo, mis cosas, mis raíces....Y todo eso puede sonar muy sentimental...pero...sigo...
Otra podría ser que si en una época fuimos capaces de convivir verdes, blancos, rojos, azules y demás colores del espectro, juntos pero no revueltos, en una cierta paz, en una armonía muy SUI GENERIS, muy tropical, pues no veo por qué no podamos volver a eso...
Y así, haría una larga lista de razones - unas creíbles otras no - para explicarles porque me quedo, mas, al final, creo que una sola es la válida: ME QUEDO POR QUE SI....¡¡¡¡
Me quedo porque este es MI PAÍS, MI PATRIA, MI TIERRA, y será la de mi hijo y será la de sus hijos, y así debe ser. Por lo tanto no estoy dispuesto a dejárselas a los que no se la merecen y que han hecho de ella ( y viene el chiste ) un edificio de verde perico con pepas moradas...
Solo piensen que es el único país que tenemos y que puestos a comparar somos un país hermoso como ninguno, con riquezas como ninguno, con territorio para desarrollo como muy pocos, con gente buena ( por que SI LA HAY ) con sabor, con color, con olor, propios, únicos, entrañables, queridos, hermosos.
Si les sirve entonces de algo todo esto que he escrito para pensar un poco sobre si se quedan o se van, pues valió la pena entonces escribirlo.
Por último si su decisión es de irse, POR FAVOR, no los quiero oír quejarse, DE NADA, NI DE NADIE. No hablen de Cuba porque ustedes están haciendo lo que hicieron los cubanos y que nunca debieron haber hecho: DEJARON SOLA A SU PATRIA.
La resistencia es aquí, ahora y para siempre. Cuánto tiempo va a tomar...no lo se , ojalá y lo supiera pero lo que sea que dure hará más grato el sabor del triunfo para los que si estuvimos aquí cuando convocaron la REUNIÓN DE CONDOMINIO....
Termino con una de esas frases que a uno le hubiera gustado pensar pero, ya ven, en el mundo hay más personas que han pasado por cosas como estas y peores y todavía son capaces de decir: LA VICTORIA ES PARA LOS QUE MAS CREEN EN ELLA...POR MAS TIEMPO.

Un saludo. Att. Chile Veloz

P.D.: perdonen los errores son parte de la emoción....



MI COMENTARIO

Aplaudo efusiva y sinceramente a Gonzalo "Chile" Veloz, exnovio de Dinorita, por los años 80, cuando Caurimare era “La Lagunita” y Paparo era Miami (pero en Venezuela). Excelente disertación con una verdad de fondo indiscutible; sin embargo –y dejo claro: a mi juicio- el “Chile” Veloz comete el mismo error recurrente que todos hemos cometido antes de Chávez, durante Chávez y seguiremos cometiendo después de Chávez (porque sí, porque está en nuestra naturaleza): creemos que por haber alcanzado un cierto nivel, económico y educativo (hay quién le dice “cultural”), somos custodios de la única verdad que existe; y, cualquiera que tenga una verdad diferente (léase “tenga otra opinión”), simplemente ¡está equivocado! (hay quien diría: ¡es un ignorante!)
Voy a tomar únicamente una frase del texto: “juntos pero no revueltos”; es decir: sobre el mismo suelo, pero tú en tu territorio y yo en el mío; porque, a pesar de que somos venezolanos, tú eres de una clase y yo de otra. Yo en mi urbanización y tú, que vienes a limpiar mi casa una vez a la semana (que sólo en casos así está permitida la mezcla), en tu barrio, dándote un banquete cuando te permito llevar para tu casa algunas sobras de mi almuerzo. Yo en mi valle, tú en tu cerro. Y estoy seguro de que si le preguntáramos al “Chile” Veloz quién tiene a Venezuela dividida, inmediatamente respondería “Chávez con su discurso clasista y violento”.
El “chile” Veloz dice además, que convivíamos en “cierta paz”… O sea, que la paz no era de verdad. También que convivíamos en una armonía “SUI GENERIS, muy tropical…” O sea, que la armonía tampoco era de verdad. Éramos, no sé, como el matrimonio que vive a trompadas todos los días pero sonríen cuando se encuentran en sociedad para dar la apariencia de pareja perfecta y bien llevada. Mi pregunta, en realidad es, ¿por cuánto tiempo más creyó el “chile” Veloz y toda la gente que opina como él, que podría sostenerse una sociedad viviendo una paz y armonía que no pasan de la apariencia? ¿Cuánto más creyeron que soportaría la piedra el golpeteo del agua?
La gente a la que le gusta el “verde perico con pepas moradas”, ¿es menos gente? ¿son menos venezolanos? ¿tienen menos derechos? ¿no se merecen su patria?
Maglio Ordoñez era una estrella del baseball hasta que se pronunció a favor del “edificio verde perico con pepas moradas”; ahora, sus propios compatriotas (los mismos que antes lo alababan, esos mismos que dicen muy alto “aquí cabemos todos…” y casi en silencio “los que piensen como yo”) lo abuchean y lo insultan cuando sale al campo de juego representando a la Venezuela que “tanto aman”.
Yo, que estoy de acuerdo en el punto central de la carta anterior, por no decir amén a toda la santa palabra en ella expresada, indudablemente, pasaré a ser (o seguiré siendo -para quienes ya me consideran-) un “chavista ignorante” más.

¡Así sea!

Atte. José L. Dsailva N.

sábado, 28 de febrero de 2009

Celos de nada

(Kayzim Suárez)

Celos de nada, celos del viento
Tan importante me creo que quisiera que tu mirar fuese solo mío,
No porque te amo, ni tan siquiera por que te quiero,
No siento nada y siento todo
Eres tan real, tan falso, tan típico y tan distinto
Volcán de pasiones, corazón de nadie
Alma perdida en el vacío del no saber
Un ser vagando por las manos de la seguridad aprendida y esperada
Y de qué vale seguir así
De qué vale no sentir nada
De qué vale acompañarse de la comodidad y el cariño
Cuando se puede vivir un amor desenfrenado y sincero

viernes, 27 de febrero de 2009

Heridas

(Kayzim Suárez)

Hay veces en la vida que supuran las heridas,
Brotan lágrimas y un dolor añejado que no lograba salir del alma.
Entumecida y fría, se calcula la despedida,
Es más cómodo ignorar el sentimiento derrotista
Me rindo antes de que se convierta todo en mentiras,
No puedo perder el tiempo andando por veredas, perdida,
Ignorando que comienzan a revelar espinas.
Vienes y vas como el viento acariciándome la imaginación,
arrullándome con tu cuerpo, con tus manos engañosas de cariño.
Y te vas, y sé que tus manos son consuelo para almas perdidas, turbadas,
Pero yo no necesito ese consuelo, ni deseo fantasías.
Que pena mirarte a los ojos y pensar que te creía.
Has de llorar la pérdida de mi eterna y única sonrisa.
Me desvié, pero sigo mi camino, no me entretengas con susurros al oído.
Vete , sigue tu camino, alcanza tus deseos y suspiros.
Yo continuaré con la misión de mi destino,
Amar y ser amada tal y como yo lo imagino.

jueves, 26 de febrero de 2009

Recuerdos de tu piel

(Kayzim Suárez)

Hay recuerdos de tu piel invadiendo mis pensamientos
Momentos fugaces de amor fingido están grabados en mi cuerpo.
Te siento mío, mío a pesar de ser del viento
Tuya, soy tuya a pesar de pertenecerle a un recuerdo
Y somos de nadie porque así lo decidimos
Y somos ‘’nosotros’’ porque el tiempo así lo quiso
Fuerzas extrañas no permiten la distancia, que es inevitable
Y esta pronto forjará el alejamiento intransable.
Y en la lejanía de nuestras almas nos acordaremos de todo esto
Y daremos gracias por tener una sombra de te quieros.
Cuando beses los labios de otra mujer,
Y cuando otras manos acaricien mi cuerpo,
Por un instante nos invadirá la sensación de tenernos de nuevo
Y de repente despertaremos en una cama vacía
Anhelando el calor que entre nosotros se sentía.

Otros textos de Kayzim en PoeSite

lunes, 23 de febrero de 2009

EPIFANIA

de Oscar Portela

Epifania és: aura medida que o sol
desenha sobre o poema a salvo
do imundo: o ouro vivo respira
por teus poros e a carne que vibra
berço de um anjo na graciosa cintura
que baixa até teu ventre aonde moram
daimons que abrem tuas estreitas nádegas
arremessadas pelas marés do desejo
da paixão e treme o músculo
que se faz rodocrosita entre as pernas
com que sustentas o templo de teu corpo
aonde se faz luz o mundo e rí
a eternidade entre as formas do deus
que enamorado do mortal concorda
em estar junto ao frágil sem destruir seu alento

Assim te fazes meu e eu te pertenço
no orgasmo com que o amor perece
e volta a eternidade a gravar o mundo
do nascimento: epifania és daquilo
que puxa em mim para retornar ao círculo
e para dar forma à entrega despojado
de tudo e consagrado ao elogio
de teu sexo.

martes, 6 de enero de 2009