viernes, 27 de febrero de 2009

Heridas

(Kayzim Suárez)

Hay veces en la vida que supuran las heridas,
Brotan lágrimas y un dolor añejado que no lograba salir del alma.
Entumecida y fría, se calcula la despedida,
Es más cómodo ignorar el sentimiento derrotista
Me rindo antes de que se convierta todo en mentiras,
No puedo perder el tiempo andando por veredas, perdida,
Ignorando que comienzan a revelar espinas.
Vienes y vas como el viento acariciándome la imaginación,
arrullándome con tu cuerpo, con tus manos engañosas de cariño.
Y te vas, y sé que tus manos son consuelo para almas perdidas, turbadas,
Pero yo no necesito ese consuelo, ni deseo fantasías.
Que pena mirarte a los ojos y pensar que te creía.
Has de llorar la pérdida de mi eterna y única sonrisa.
Me desvié, pero sigo mi camino, no me entretengas con susurros al oído.
Vete , sigue tu camino, alcanza tus deseos y suspiros.
Yo continuaré con la misión de mi destino,
Amar y ser amada tal y como yo lo imagino.

No hay comentarios: