domingo, 28 de febrero de 2010

Los curas comen mejor que Cristo

Al finalizar la misa del domingo 28 de febrero de 2010, en la Iglesia del Fray Luis de León, el cura hace los acostumbrados anuncios.

Entre otras cosas, habla del viaje que un grupo de niños van a hacer, durante la Semana Santa, a las montañas de Coro, donde los Agustinos Recoletos mantienen un "área misional desde hace casi 100 años" y agrega
"Estos muchachos han querido dar un giro, este año, a su forma de vivir la Semana Santa y, en lugar de irse a la playa, han decidido vivir la realidad de la vida cristiana como misioneros. Claro, esto tiene un costo... el transporte, la estadía... todo tiene un costo y no es bajo; por ello, para ayudarse con los gastos, están vendiendo rosarios, llaveros, y otras cosas que ustedes podrán adquirir, al salir, en la puerta de la iglesia... Son objetos realmente baratos... me dicen que cinco bolívares, 10 bolívares, 15 bolívares... con eso, hoy día, no se come ni una arepa... bueno, a menos que sean de las arepas que venden en las areperas de la revolución, que cuestan cuatro o cinco bolívares, pero nosotros comemos más fino que eso y gastamos bastante más"
¿Y todavía se preguntan por qué, cada vez más, la gente está abandonando las iglesias católicas y llenando otras que se han venido formando a lo largo de los siglos por la desidencia del catolicismo? Si Cristo viviera en esta época... ¿qué comería? Acaso ni una arepa "de la revolución" podría... pero, mientras hoy, tanta gente en el mundo pasa hambre y, aquí mismo, muy cerca de ellos, todavía hay quien hurga en la basura para poder comer, los curas del Colegio Fray Luis de León, se jactan en público de que comen más fino que el mismo Cristo... y la gente se ríe...

Arepa: Plato tradicional de las gastronomías colombiana, venezolana y panameña, consistente en una torta de masa o harina de maíz de forma circular y semi-aplanada que generalmente se cocina asada o frita. Se come como plato principal o como acompañante, sola o rellena, comúnmente como parte del desayuno, del almuerzo o la cena.

"Fray Luis De León": Iglesia adosada a la unidad educativa del mismo nombre, ubicada en la Avenida Fuerzas Armadas, a la altura de la parroquia San Agustín (hay quien dice que es Santa Rosalía), Caracas, Venezuela.

martes, 23 de febrero de 2010

AZNAR: Verbo intransitivo cuya conjugación en primera persona del presente es "Yo azno"

miércoles, 17 de febrero de 2010

¿De qué se vanagloriaba Bosé?

El 20 de septiembre de 2009, Miguel Bosé se vanagloriaba, ante miles de personas (más para las cadenas de televisión que para el público presente), del lleno total logrado en la Plaza de la Revolución con motivo del "Concierto por la paz" organizado por Juanes y amigos... ¿De qué se vanagloriaba Bosé? Quizás nadie le dijo que un año antes, el 12 de agosto de 2008, "Buena Fe", un par de muchachitos con una trayectoria musical bastante menor que la del internacional menos conocido de los que participaron en el concierto del Juanillos, había logrado, en el mismo lugar, un lleno, si no mayor, de igual tamaño. Si comparamos conciertos exitosos, tendríamos que poner en una balanza el "quien contra quien" ¿cierto? A mi entender modestísimo, no es lo mismo hablar de un concierto donde se presentan Juanes, Miguel Bosé, Olga Tañón, Victor Manuel, Eduardo Aute y un largo etc, que de un concierto donde se presentan un grupo de desconocidos (internacionalmente hablando, quiero decir) ¿o sí?

Si Juanes "Revolucionó la Habana", según decían los titulares de prensa sobre el concierto "Paz sin Fronteras", ¿qué podríamos decir de lo que hicieron los muchachos de "Buena Fe"? ¿Por qué es más importante el lleno de Juanes y sus amigos que el lleno de "Buena Fe"?

Por cierto, cualquiera "con cuatro dedos de frente" (Bosé tiene más, pero es por el cabello que le falta y no por otra cosa) y con capacidad para un simple cálculo aritmético es capaz de determinar que en esa plaza no caben 1.500.000 personas, como él aseguró ante los microfonos, a menos que le pongamos encima otro piso de igual tamaño. Más acertados fueron aquellos que, sin comprometerse demasiado, dijeron "había algo más de 700 mil personas"