domingo, 28 de febrero de 2010

Los curas comen mejor que Cristo

Al finalizar la misa del domingo 28 de febrero de 2010, en la Iglesia del Fray Luis de León, el cura hace los acostumbrados anuncios.

Entre otras cosas, habla del viaje que un grupo de niños van a hacer, durante la Semana Santa, a las montañas de Coro, donde los Agustinos Recoletos mantienen un "área misional desde hace casi 100 años" y agrega
"Estos muchachos han querido dar un giro, este año, a su forma de vivir la Semana Santa y, en lugar de irse a la playa, han decidido vivir la realidad de la vida cristiana como misioneros. Claro, esto tiene un costo... el transporte, la estadía... todo tiene un costo y no es bajo; por ello, para ayudarse con los gastos, están vendiendo rosarios, llaveros, y otras cosas que ustedes podrán adquirir, al salir, en la puerta de la iglesia... Son objetos realmente baratos... me dicen que cinco bolívares, 10 bolívares, 15 bolívares... con eso, hoy día, no se come ni una arepa... bueno, a menos que sean de las arepas que venden en las areperas de la revolución, que cuestan cuatro o cinco bolívares, pero nosotros comemos más fino que eso y gastamos bastante más"
¿Y todavía se preguntan por qué, cada vez más, la gente está abandonando las iglesias católicas y llenando otras que se han venido formando a lo largo de los siglos por la desidencia del catolicismo? Si Cristo viviera en esta época... ¿qué comería? Acaso ni una arepa "de la revolución" podría... pero, mientras hoy, tanta gente en el mundo pasa hambre y, aquí mismo, muy cerca de ellos, todavía hay quien hurga en la basura para poder comer, los curas del Colegio Fray Luis de León, se jactan en público de que comen más fino que el mismo Cristo... y la gente se ríe...

Arepa: Plato tradicional de las gastronomías colombiana, venezolana y panameña, consistente en una torta de masa o harina de maíz de forma circular y semi-aplanada que generalmente se cocina asada o frita. Se come como plato principal o como acompañante, sola o rellena, comúnmente como parte del desayuno, del almuerzo o la cena.

"Fray Luis De León": Iglesia adosada a la unidad educativa del mismo nombre, ubicada en la Avenida Fuerzas Armadas, a la altura de la parroquia San Agustín (hay quien dice que es Santa Rosalía), Caracas, Venezuela.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bitácora del Orgasmo:

NO ESPERAR
a LEVI POULTER
poema de OSCAR PORTELA

¡No esperar ya: he aquí la Eternidad.
Ingrávido el corazón en la no espera
e ilimitado el tiempo del juego con el
mundo y el destino del hombre
también sin límites, salvo el deseo,
la hybris del deseo que es la espina del corazón
mortal. Sin imites estás junto a mi,
tú quien no será ya sino la nota
de lo que habla en el recuerdo
y las voces que se guardan a sí
en el profundo abismo del silencio.
Mudo e ingrávido es el Éter y en el
libre poder de las tus manos es el juego del ser,
el deseo y la sed de niños que
abiertos a la danza del mundo, hacen de
cada instante una puerta que se abre,
de cada cielo entreabierto una diadema
en la frente de la noche, y de cada canción
sin sonido una fuente que dispensa
alegría – a pesar de la pez y la hybris-
cuando ya nada se espera, y es el tiempo
una furtiva alondra que levanta vuelo
de las cadenas de la tierra,
durante el crepúsculo del mundo
cuando apareces tú y todo recomienza,
juego del apeirón y el sexo que redime
en tu figura Levi Poulter, mas que un hombre
un dios que abre mares, albas, días,
y muestras como el juego de Eros
lo santifica todo, tú y los dones del amor
y del sexo, en la infinita entrega
de las noche, en donde las estrellas
brillan como rubíes y dejándote poseer
o poseyendo, quitas la cruz de la pesada tierra.
Nadie mas bello que tu en el universo.
Y nadie que trasmute la lascivia de tus perfectos
genitales en rubíes que penetren en nuestros
cuerpos como tu boca, tu entera sed,
tus ansias de infinito y de muerte, cuando
te vuelcas penetrado hacia la estrella roja
y encuentras finalmente la palabra uno.
Porque tu Levi haces que amantes en la tremenda
entrega sean uno contigo entre tus brazos,
y tus piernas perfectas cuando beso tus pies y mi boca
se abre a los fanales más secretos de tu cuerpo.

Anónimo dijo...

Mi inalterable cariño JOL,y mi reconocimiento a vos, y lo que hiciste por esas horas oscuras que aún se prolongan: tu amigo de siempre y para siempre OSCAR PORTELA