miércoles, 27 de julio de 2011

Qué Vaina!

Qué vaina, viejo. ¡Qué vaina!
Nunca pensó tu voluntad
que el cuerpo le fallaría.
Tú que siempre repetías:
"Y mientras el cuerpo aguante..."
Qué vaina, viejo. ¡Qué vaina!
¡Qué vaina te echó la vida!

No hay comentarios: