domingo, 21 de septiembre de 2008

La Pieza

(Un poema de Laura Curie)

De repente apareces como una sorpresa
Como especie de magia que inunda
Como esos cuentos que nos hacen dormir
Como la nada que en el silencio abunda
Y llegaste recogiendo quizá los pasos
Y llegaste saludando aún sin manos
Para verter más que el agua en esta fuente
Para expandir un poco mis pulmones cansados
Del humo del tiempo y la larga espera...
Plácidamente reposas en la tensión superficial
Temblando con la brisa que de frío mueve el agua
Y retomas el cauce de las horas ya muertas
Y recreas la vida que no permites cerca
Temblando y flotando como si no pasara el tiempo
Suspendiendo quizá, manteniendo ese margen
De rozar esas horas con el rígido cuerpo
Que se acuesta cansado prefiriendo borrarse.
Así mismo pareces la flor del pantano
Que se distingue fácil en medio de lo absurdo
Buscando no ser lo que siempre has sido
Escondiendo en el pecho al corazón desnudo
Que parece inmutable en medio del silencio
Que se ata al silencio cual si fuera un nudo.
No estoy aquí por una especie de juego
Ni una suerte de broma fraguada y resuelta
Vine a verte a los ojos con la luz encendida
Vine a traer las llaves que abren las puertas
Y una especie de sueño me dijo que era
quien aún no esperabas
encajando cual pieza...

Laura Curie

No hay comentarios: